Alquiler de una propiedad: ¿Cómo funciona el seguro de caución

Si tenés una propiedad en alquiler, o por el contrario, sos parte de la gran cantidad de inquilinos que hay en el país, es probable que estés al tanto de que muchas veces alquilar representa todo un desafío, cuando no se dispone de las garantías necesarias para poder hacerlo.

Lo mencionado es un impedimento doble, ya que bloquea a los dueños de las propiedades para cerrar tratos, y a los que desean alquilar (potenciales inquilinos), los priva de la posibilidad de resolver sus necesidades habitacionales.

Ante estos obstáculos, nacieron los seguros de caución aplicados a los alquileres. 

En pocas y simples palabras, se trata de un contrato que tiene por objeto que el asegurador garantice al acreedor de una obligación, que su deudor va a cumplirla en tiempo y forma, tal como se prevé en el acuerdo que entre ellos se ha celebrado, a cambio de una prima que el asegurador cobrará por ello al deudor. 

Quizás conceptualizado de manera tan acotada suena un poco confuso, ¿verdad? ¡No te preocupes! A continuación te damos todos los detalles para que lo comprendas en su totalidad. 

Pero antes, si estás interesado en invertir en propiedades para poner en alquiler, no te pierdas los departamentos en venta en Palermo, disponibles en nuestro portal, una zona que está en auge y que de seguro te pueden proporcionar excelentes contratos de locación.

Ahora sí, ¡vamos a lo nuestro!

La finalidad del seguro de caución para alquileres

Se trata de un seguro que busca garantizar el cumplimiento de los contratos llevados a cabo para el alquiler de bienes inmuebles. Esencialmente, es una herramienta para garantizar el pago del alquiler y/o del depósito en garantía. 

  • Incumplimiento de pago de alquiler: Si se presenta el caso, la aseguradora resarcirá al asegurado (propietario del inmueble) abonándole los alquileres que se adeuden hasta el momento en que se desocupe el inmueble. Cabe aclarar que el acreedor tendrá que solicitar a su deudor el cumplimiento de la obligación por todos los medios, y sólo en caso de que este último se declare insolvente, es que el asegurado podrá reclamar la póliza. 
  • Sustitución del depósito en garantía: En este supuesto, se garantiza al propietario (asegurado) la reparación del bien inmueble alquilado, en caso de que se alterara el estado de la vivienda, disminuyendo su valor. Cabe aclarar que también es una muy buena herramienta para facilitar la posibilidad de alquilar a aquellas personas que no cuentan con garantías propietarias u otras.

Un punto que no queremos dejar de destacar, es que el contrato de caución está regulado por la Superintendencia de Seguros, por lo que sólo las compañías aseguradoras son quienes pueden otorgar esta clase de pólizas.

¿Cómo se obtiene un seguro de caución?

Los requisitos para realizar la contratación de este tipo de contrato de seguros son realmente sencillos:

  • Presentación de DNI de ambas partes.
  • El inquilino deberá demostrar ingresos familiares.
  • El monto de alquiler no podrá superar el 33% de los ingresos obtenidos por el grupo familiar.
  • Deberá presentarse también una copia del contrato de alquiler.

¿Cómo se paga la prima de este seguro?

El inquilino abonará a la aseguradora una cuota cuatrimestral, la que representará el monto a caucionar sobre el total del contrato de alquiler. Es un porcentaje del mismo, y a ese se añadirá el costo del seguro. 

Básicamente la cuenta es: porcentaje de la suma total del alquiler por los meses de alquiler que figuran en contrato, más costo del seguro, todo ello dividido en tres, con lo que quedarán cuotas cuatrimestrales.

En resumen

En definitiva, el contrato de caución protege al dueño de la propiedad en caso de que surgiera algún gasto que el inquilino debería pagar y no afronta. Pero además, es una gran herramienta para las personas que desean alquilar y que no cuentan con garantías propietarias o de ningun tipo, para que puedan acceder, por fin, a un alquiler digno.

Para cerrar, te agradecemos tu visita a nuestro blog, y te invitamos a conocer los departamentos en venta en Recoleta, quien te dice, quizás podés dejar de alquilar y te convertís en dueño de tu propio espacio.