8 claves para renovar un alquiler de forma exitosa

Llegados los últimos meses de los contratos de alquiler suele comenzar cierto nerviosismo para los inquilinos. Aún más cuando es un departamento en alquiler en Palermo, Belgrano o cualquier parte de una ciudad como Buenos Aires donde la inflación sube continuamente.

Es un momento que genera gran incertidumbre, pues renovar o salir a buscar un nuevo lugar para vivir implica una decisión cuidadosa. Por ello, es sumamente importante conocer: ¿cuál es la intención del propietario?, porque es lo que determinará las acciones a seguir. Te sugerimos 8 claves para renovar un alquiler de forma exitosa:

      1.  Renegociación

 Una charla amena con el dueño del inmueble o la inmobiliaria será clave para este paso. No se puede pensar en volver a alquilar si el propietario no manifiesta la intención arrendar nuevamente.

Un plazo coherente será entre tres o dos meses antes del vencimiento del contrato para conversar, ya que podrían presentarse diferentes situaciones en las que el propietario pueda necesitar del inmueble o por el contrario podrían comenzar a establecer las pautas del siguiente contrato.

 2.  Los precios del mercado

Los valores de renovación del alquiler dependerá de las expectativas de subas de precios y de la posibilidad del propietario de aumentar la renta del inmueble.

El sector inmobiliario no se escapa de la suba inflacionaria que afecta al país, por tanto es necesario que conozcas los precios del mercado para tener un mejor panorama de las ofertas disponibles, ingresa a nuestro site:  https://www.properati.com.ar/ podrás estar mejor informado.

Recordá que uno de los factores a tener en cuenta en esta comparación de precios serán los ajustes de precios entre un contrato y otro. Antes de apresurar la decisión lo mejor es poder evaluar si existe alguna buena oferta que incline a no buscar la renovación.

      3.  Conocer los requisitos vigentes

Renovar el contrato de la vivienda que actualmente estás alquilando no es muy diferente de la primera vez que alquilaste, los requisitos van a ser los mismos que tuviste que cumplimentar en aquella ocasión:

  1. Garantía de alquiler o seguro de caución.
  2. Comisión de la inmobiliaria por renovación.
  3. Recibos de sueldo.

Para ampliar esta  información puedes consultar las exigencias en https://www.argentina.gob.ar/justiciacerca/alquilar y conocer de primera mano lo establecidos por la ley para efectos de alquiler de inmuebles.

      4.  Prorrogar o rescindir en caso de emergencia

A veces la búsqueda de una nueva vivienda, en caso de que ya se sepa que no es posible renovar contrato, puede tomar más tiempo del previsto. Por eso existe la posibilidad de negociar algún tiempo extra o de rescisión del contrato en caso querer salir un poco antes.

Un tiempo extra para permanecer en la vivienda, está sujeto a la disposición del dueño del inmueble, pero también existen instancias de mediación en caso de no llegar a un acuerdo.

Si por el contrario, se necesita rescindir el contrato,, podés dejar la vivienda que alquilás antes de que venza el contrato, a partir de los 6 meses desde que alquilaste. Pero tendrás que pagar una indemnización al propietario, según lo que establece Código Civil y Comercial de la Nación, Art. 1221.

      5.  No se pagan comisiones

Una consideración que se debe precisar al momento de renovar en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, es que la ley de alquileres sancionada en el año pasado prohíbe a las inmobiliarias cobrarle al inquilino comisión por su papel de intermediario con el propietario.

Las inmobiliarias tampoco podrán cargar al inquilino gastos adicionales a los trámites de certificados de firmas.

Al mismo tiempo, debemos contemplar que lo más seguro es que el propietario pida una ratificación de la garantía, ya que se estaría haciendo un nuevo contrato, que incluso puede establecer variación en las medidas por parte del arrendatario.

      6.  Acordar las reglas del juego

¿Quién paga las expensas extraordinarias?, esto no es algo nuevo, si la intención es renovar, sabrás a qué estaba sujeto el contrato anterior, por ende esto va a depender de lo que hayas acordado con el propietario en el nuevo alquiler.

Este es el momento para renegociar, si en el contrato se establece que pagás “expensas comunes”, estás obligado a pagar las expensas ordinarias y extraordinarias. En cambio, si logras acordar que pagás “expensas ordinarias”, entonces no vas a tener que pagar las extraordinarias.

     7.  Deducir del impuesto a las ganancias el alquiler

No olvides, que cualquier inquilino que esté trabajando bajo relación de dependencia o sea jubilado, que cuente con una clave fiscal, tenga al día sus facturas de alquiler y no posea ningún inmueble puede deducir hasta un 40% de impuesto a la ganancia, en properati.com

También te puede interesar ¿Puedo deducir del impuesto a las ganancias el alquiler de mi departamento?

8.  La reputación del inquilino

Aunque no lo creas, este es uno de los puntos más importante, un buen inquilino siempre tendrá garantizada la renovación de su contrato.

Pagar el alquiler a tiempo, tener los servicios y las expensas al día, mantener el inmueble en condiciones óptimas y ser un buen vecino serán tu mejor aliado al momento de renovar el alquiler o en caso contrario te servirá de carta de presentación en caso de buscar una nueva vivienda